viernes, 11 de diciembre de 2009

Shakugan no Shana



Visto así del revés quien diría que no ve llamas que respiran al aire,
que hipnotizan cual canto de sirena,
que lamen con chispas la humedad del ambiente
y ciegan la razón de cualquiera.

Eres implosión en mi mente
causas estragos en la galera que lleva mi alma
renaces cual ave fenix evadiendo la suerte
hoy caeremos celebrando el invierno hasta la siguiente primavera.

Que suenen las campanillas de tu aroma color azucena
que hiervan las sonrisas de la ojarasca en la candela
que nazcan valientes las flores sin hogar
y den su calidez materna

¿Por qué ser simplemente una caricia transparente?
¿Acaso no basta con engañar a cualquiera?
Qué será de aquél que crea en los sueños,
y qué de aquél que por ellos muera.